Rechazan la presencia de ex jefe militar en una cátedra sobre Malvinas, en la UTN La Plata

Los excombatientes de Malvinas, la CTA-de los Trabajadores, CTERA, SUTEBA, la FULP, Madres de Plaza de Mayo y Abuelas de Plaza de Mayo rechazan la presencia del represor en la Universidad Tecnológica nacional, regional La Plata

La participación del represor Carlos Eduardo del Valle Carrizo Salvadores en la “Cátedra Libre Malvinas” que depende de la Universidad Tecnológica Nacional Regional La Plata, generó un fuerte rechazo en ámbitos universitarios, políticos sociales y sindicales.

Cabe recordar que Carrizo Salvadores es un ex-jefe militar condenado por delitos de lesa humanidad que purgaba una condena firme, pero en junio de 2016 un fallo vergonzoso de la Cámara de Casación lo dejó en libertad. Estas medidas, como otras tantas, van en sintonía con el vaciamiento de las políticas en materia de derechos humanos que comenzaron a implementarse con la llegada del actual gobierno nacional.

El represor, conocido como Mayor José Carrizo Salvadores fue denunciado por los excombatientes de Malvinas por crímenes de Guerra, torturas físicas y psicológicas, estaqueos, maltratos, privación de alimentos y hasta la muerte por congelamiento del marino Héctor Miguel Rolla, cuando estaba a cargo de la compañía B del Regimiento de Infantería Mecanizado 7 «Coronel Conde», en Monte Longdon durante la Guerra de las Islas Malvinas en 1982. Y fue condenado por la Masacre de Capilla del Rosario en donde fueron fusilados 16 militantes del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP-PRT).

Voces de repudio

Las primeras voces de repudio emanaron de los integrantes del Centro de Ex-Combatientes de Islas Malvinas La Plata (CECIM-La Plata), quienes recordaron que “hay que remarcar siempre que Malvinas fue parte de la última dictadura militar y muchos de los altos mandos militares en las Islas están comprometidos en graves violaciones a los derechos humanos de los soldados a su cargo”.

Ernesto Alonso, secretario de Relaciones Institucionales del CECIM-La Plata y miembro de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) indicó que “nos preocupa que en una universidad pública, personajes como estos sean invitados a hablar frente a los alumnos. En este caso, hacemos responsables a los integrantes de la cátedra y a las autoridades de la casa de estudios. Es necesario que las autoridades revisen estas cuestiones ya que los argentinos estamos comprometidos con la democracia y las políticas de memoria, verdad y justicia, que son política de estado” o al menos debería (N del R).

Otras organizaciones que repudiaron la presencia del genocida en una universidad pública y cuestionaron el rumbo de las políticas de los derechos humanos del actual gobierno nacional son la Central de los Trabajadores de la Argentina, (CTA de los Trabajadores); la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina, (CTERA); Confederación Nacional de Docentes Universitarios, (CONADU); Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires, (SUTEBA); Carta Abierta-La Plata; la Comisión Provincial por La Memoria.

Y entre los dirigentes sociales y sindicales que enviaron comunicados de repudio se encuentran Victorio Paulón (derechos humanos de CTA de los Trabajadores) Rogelio De Leonardi (derechos humanos CTERA) Roberto Baradel (secretario general SUTEBA); María Reigada (DD.HH-CTA de los Trabajadores, provincia de Buenos Aires), Carlos Monestes,(DDHH-CTA de los Trabajadores-Ciudad de Buenos Aires); Rosana Merlos (DDHH-SUTEBA); Horacio Batallan(Movimiento La Social).

En su comunicado de repudio la CTERA señala que “no tenemos dudas que con este hecho se busca otorgar legitimidad a los represores, ocultando su responsabilidad en crímenes de lesa humanidad y encubriéndolos bajo la figura de héroes de guerra de Malvinas”.

Por otra parte, desde la conducción de la Federación Universitaria de La Plata, (FULP), repudiaron la presencia de Carrizo Salvadores e indicaron que “estamos en un contexto donde las políticas del gobierno de Mauricio Macri tiende a terminar con la políticas públicas de verdad, memoria y justicia”.

Y según los estudiantes “se escucha al Presidente poner en duda la cantidad de compañeras/os detenidos-desaparecidos; donde se persigue políticamente a símbolos de las luchas de nuestro pueblo como Hebe de Bonafini y Madre de Plaza de Mayo; donde se otorga prisión domiciliaria a los responsables del genocidio ocurrido durante los años más oscuros de nuestra historia; donde por ejemplo el ministro de educación habla de campaña del desierto pero sin armas; o peor aún, donde los piratas británicos realizan ejercicios militares desde las Islas Malvinas con la complicidad del gobierno argentino”.

Y finaliza el comunicado indicando que “Junto a la comunidad de la Universidad Tecnológica Nacional Regional La Plata (UTN) y de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), nos sumamos al rechazo y repudio por este hecho, denunciando y exigiendo que los genocidas estén donde deben: en la cárcel”.

Comparte las Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *