La CPM denunció detenciones arbitrarias de jóvenes en La Plata

GACETILLA DE PRENSA CPM

El pasado 13 de octubre, tras un llamado al 911, dos chicos de menos de 15 años fueron detenidos en el estacionamiento de un hogar de ancianos de calle 41 entre 1 y 2 de La Plata. Durante el operativo, los adolescentes sufrieron requisas y hostigamientos; la policía debería haber dado intervención al Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, pero no lo hizo. En cambio, los chicos fueron trasladados ilegalmente a la comisaría.

Este caso es uno más de tantos que ocurren a diario; desde hace un tiempo, las detenciones arbitrarias y el traslado a comisarías de niños, niñas y adolescentes se constituyeron en prácticas habituales. Estas prácticas vulneran los derechos garantizados por la Constitución Nacional, la Convención de los Derechos del Niños, y leyes nacionales y provinciales.

En su momento, la Comisión Provincial por la Memoria puso en conocimiento de los hechos a la Asesoría de incapaces N 4 de La Plata que, a raíz de la intervención de la CPM, presentó un habeas corpus ante el Juzgado de Garantías del Joven. La medida, presentada por estos dos chicos y por todos los niños, niñas y adolescentes del departamento judicial La Plata, advierte sobre el cercenamiento de la libertad ambulatoria y exige que cesen las detenciones arbitrarias.

En el marco de esa intervención, la CPM presentó un amicus curiae en el volvió a expresar su preocupación no sólo por este caso en particular sino por la continuidad de una política punitiva basada, casi exclusivamente, en la persecución y hostigamiento a los jóvenes pobres. A su vez, el organismo reclamó que la medida sea efectivamente extensiva a todos los jóvenes del departamento judicial.

Además de exponer la adhesión al habeas de la Asesoría, la CPM realizó un detallado informe donde describe las graves violaciones a los derechos que vienen sufriendo los niños, niñas y adolescentes de toda la provincia. En ese sentido, se remarcó la estrategia de saturación territorial incrementaron las prácticas arbitrarias e ilegales de la policía que, a su vez, son la condición de posibilidad para el gatillo fácil, la tortura y el hostigamiento policial.

Frente a esta situación violatoria de los derechos y garantías, la CPM señaló la expresa prohibición por ley de alojar jóvenes en comisarías y advirtió sobre la falta de intervención de los servicios zonales y locales de promoción y protección de derechos de los niños, niñas y adolescentes que deberían intervenir en estos casos.

Comparte las Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com