Colonia de verano para perros en Lima, innovadora propuesta

En este verano un grupo de adiestradores propone que los canes también tengan su momento de ocio, relax y divertimento para tener sus propias salidas de verano, en un predio de Lima.

“Somos un equipo de adiestradores profesionales que amamos el contacto con la naturaleza y los animales. Damos todo para mejorar cada día nuestra pasión por los canes. Nos gusta levantarnos con una sonrisa sabiendo que nos espera lo mejor de cada perro que nos toca pasear, adiestrar o cuidar”, informa la página La Manada, dedicada desde hace 10 años a brindar una opción única para que los perritos no estén solos ni en lugares desconocidos en el que puedan deprimirse por la ausencia de sus familias.

“Brindamos hospedaje de campo para perros sociables, es un servicio premium. No se los separa, todos duermen juntos en una casa y en un galpón muy bien acondicionado”, contó Francisco García Ibar, dueño del lugar. La importancia de que los canes sean sociables y que puedan convivir con otros de su especie es fundamental para poder recibirlos ya que hacen actividades conjunta a tiempo completo: comen, duermen, juegan, pasean y son adiestrados juntos en el extenso campo ubicado en la ciudad de Lima.

La estadía puede ser de un día y extenderse durante todo el veraneo de la familia, aunque también hay quienes simplemente los mandan allí para alejarlos del ruido de la Ciudad. “Hay gente que se queda en Buenos Aires y a veces lo visitan, otros los dejan hasta 4 meses para que disfrute y sean adiestrados por el equipo de seis entrenadores caninos.

“Tenemos una modalidad de trabajo conjunto, así los perros se amoldan, hacen ejercicios de vinculación, se los saca a caminar por el campo dos veces durante dos horas. Además hay un tanque australiano para lo perros que nadan en el que desgastan mucha energía, pero no se los obliga a nada, hacen lo que quieren; otros corren y juegan en el parque… Están súper estimulados, hay impulso de manada”, destacó García.

Luego de las actividades del día llega la hora de la comida —el único horario que se respeta— y luego el descanso, al mejor estilo spa. Toda la casa es para que ellos la habiten y por eso cada uno se acomoda para dormir en donde más le gusta. “Duermen en las camas, en los sillones, donde quieran. También hay un galpón ambientado para que descansen y repongan energías”, destacan. La propuesta logra cambios en los hábitos de los perros, que en su mayoría pasan todo el año en departamentos.

Al igual que las personas, a los perros les cuesta volver de sus vacaciones, sobre todo después de haber experimentado nuevas vivencias que en la casa no tendrán. “Al volver desaparecen estímulos, uno o dos días —depende del tamaño y su energía—van a necesitar descansar completamente para reponer energías porque quedan agotados, por eso siempre aconsejamos que los dejen recuperarse tranquilos”, señaló el adiestrador que actualmente convive con los 25 perros que disfrutan de la original colonia.

Para su ingreso existe una pre selección.

El ingreso a la colonia se vale de una entrevista previa, pactada con los responsables del predio, que evaluarán si están aptos o no para estar allí. “En la evaluación se busca que el perro no tenga indicios de agresión ni evasión, que muestre ser sociable, que se vincule con el entorno y todo lo que lo rodea, que responda al llamado, que sea obediente, equilibrados… Esos son los pequeños factores de conducta que consideramos. Si el perro tiene experiencia de paseo en grupo es mejor a que no la tenga. Por ejemplo, si uno vive en casa y no sale del patio mostrará conductas que no son aceptadas porque acá son libres, no usamos correas, están todo el tiempo vinculándose, sobre todo en los momentos más importantes que son durante la comida, el descanso, las caricias y el juego”, finalizó.

Comparte las Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *