La doble vara del Caffarismo para medir el desempleo, pone en riesgo la finalizacion de la Termoelectrica Araucaria.

Bajo al expediente 7272/17, con ingreso el día 26 de octubre de 2017, ARAUCARIA ENERGY S.A. (Central Termoelectrica en construccion en las Palmas) pidió un pronto despacho del Permiso de Obra de Gasoducto, a ser construido por la empresa BAHISA.

La demora en la expedición del referido permiso se encuentra afectando no solo los puestos de trabajo que propicia una obra de tal magnitud (Mas de 40 puestos de trabajo), sino que además perjudica la obtención de la habilitación comercial y consecuente funcionamiento de la central de generación termoeléctrica instalada en el Municipio de Zárate la “CTZ”), la que ha sido desarrollada en virtud de la Resolución 21/2016 de la Secretaría de Energía Eléctrica de la Nación, en el marco de la Emergencia Energética declarada mediante el Decreto PEN 134/2015, para satisfacer las necesidades de energía de orden nacional, provincial y municipal.

Asimismo, el retraso en la puesta en funcionamiento de la CTZ conlleva la aplicación de importantes penalidades económicas sobre ARAUCARIA. En tal sentido, restando únicamente las obras del Gasoducto del expediente referido, ARAUCARIA se encontraría en condiciones de reclamar el 100% del costo de dichas multas al Municipio de Zárate, con lo cual si esto terminaría en un litigio, es muy posiblemente que el Municipio de Zarate tennga que pagar esa multa, en consecuencia la pagarian todos los vecinos.

Como y porque se radica una Central Termoelectrica en el Partido de Zarate?

Inicialmente, corresponde recordar que el Art. 1° de la Ley 24.065 declara a la generación de energía eléctrica destinada a abastecer a un servicio público como una “actividad de interés general, afectada a dicho servicio”, mientras que el Art. 2° identifica entre los objetivos para la política nacional en materia de abastecimiento a los de “alentar inversiones para asegurar el suministro a largo plazo”, “incentivar el abastecimiento” y “alentar la realización de inversiones privadas en producción (de energía eléctrica)”.

Consecuentemente, el citado Decreto declaró la emergencia en el Sector Eléctrico Nacional, e instruyó al Ministerio de Energía y Minería para que “elabore, ponga en vigencia, e implemente un programa de acciones que sean necesarias en relación con los segmentos de generación, transporte y distribución de jurisdicción nacional, con el fin de adecuar la calidad y seguridad del suministro eléctrico y garantizar la prestación de los servicios públicos de electricidad en condiciones técnicas y económicas adecuadas” (conf. Decreto PEN 135/2015, art. 2°).

El Ministerio delegó en la Secretaría de Energía Eléctrica (SEE) las facultades previstas en los arts. 35, 36 y 37 de la Ley 24.065 (Res. MEyM 6/16), en ejercicio de las cuales la SEE decidió convocar a una licitación pública con el objeto de incorporar nueva capacidad de generación de energía eléctrica firme.

La SEE justificó esta convocatoria en el “estado crítico” del Sistema Eléctrico Argentino, y la “urgencia” que tornaba “imprescindible implementar una convocatoria a manifestaciones de interés por parte de inversores (…) que sean o estén en condiciones de ingresar como agentes generadores, cogeneradores o autogeneradores (…) para la instalación de nueva oferta de generación…” (conf. el “Considerando” de la Res. SEE 21/16).

En atención al objetivo de la convocatoria (incrementar de manera urgente la disponibilidad de generación) el Estado Nacional aclaró expresamente que la ubicación de las nuevas centrales podía decidirse libremente “sin restricciones, salvo las que resulten de la capacidad de transporte eléctrico o del suministro de combustible” (Res. SEE 21/16, art. 2.5). Sin perjuicio de ello, junto con la documentación licitatoria se publicó un cuadro con los puntos de interconexión disponibles para la incorporación de potencias, entre los que se encontraba la ET Las Palmas, y la indicación de que esta incorporación “Permitirá descargar líneas que operan al límite de su capacidad” (se refiere a las líneas del sistema de transporte de jurisdicción federal que alimentan el área, que con motivo de la instalación de la CTZ en Zárate resolverán su condición crítica).

En estos términos, ARAUCARIA ENERGY S.A. presentó una oferta para la construcción de una central en el Municipio de Zárate, conectada a la Subestación Las Palmas.

La SEE recibió otras ofertas por más de 6.000 MW, y encargó a CAMMESA un “orden de mérito de las ofertas admitidas, ponderando adecuadamente la reducción de riesgos en el sistema con el incremento de la eficiencia operativa”, a partir del cual seleccionó las 20 ofertas más convenientes (por un total de 2.000 MW) para atender los “requerimientos de urgencia” que presentaba el sistema. Entre estas ofertas se encuentra la presentada por ARAUCARIA para la construcción de la CTZ (conf. Res. SEE 155/06)

En consecuencia, ARAUCARIA celebró un “Contrato de Demanda Mayorista”, comprometiéndose a poner a disposición la potencia y energía de la CTZ a partir del 1° de diciembre de 2017, y durante un plazo de 10 (diez) años.

De lo expuesto resulta que:

1 – El proyecto de ARAUCARIA consiste en la construcción de una central térmica en el Municipio de Zárate, vinculado a la Subestación Las Palmas;

2 –  La CTZ vincula con un punto de suministro oportunamente ofrecido por el Estado Nacional como disponible en la documentación licitatoria para recibir ofertas, y aprobado por la SEE al realizar la adjudicación;

3 – El proyecto ha sido seleccionado por el Estado Nacional (con preferencia a muchos otros proyectos presentados)  para “atender los requerimientos de urgencia” que presenta el Sector Eléctrico Nacional, en el marco de la emergencia declarada por el Decreto PEN 134/15;

4 –  ARAUCARIA ha comprometido la puesta a disposición de la energía y potencia de la CTZ en beneficio del sistema eléctrico nacional, por un plazo de 10 años.

Cuales es el impacto negativo si se frustra el proyecto?

A fin de analizar el potencial impacto económico que pueda causar dejar sin efecto en esta instancia tan avanzada del proyecto debido a la arbitraria decisión de las autoridades locales, cabe considerar los distintos aspectos que a continuación se describen:

1 – Efectos negativos en la provisión de energía, la falta de abastecimiento para el desarrollo y el crecimiento del PBI argentino

2 – Las pérdidas económicas que representará a nivel Municipal, Provincial y Nacional por la falta de recaudación de impuestos, pérdida de puestos de trabajo y otros servicios que se verán impedidos de desarrollarse a partir de la actividad de la CTZ.

Las pérdidas económicas que representará a nivel Municipal, Provincial y Nacional por la falta de recaudación de impuestos, pérdida de puestos de trabajo y otros servicios que se verán impedidos de desarrollarse a partir de la actividad de la CTZ

Por último, también cabe advertir que ARAUCARIA emplea a cientos de trabajadores de la construcción, empleados de administración, profesionales técnicos e ingenieros de distintas especialidades para llevar a cabo este importante emprendimiento. Por ello, la suspensión del proyecto privará de oportunidades laborales a cientos de conciudadanos que ya están comprometidos con el desarrollo de este proyecto.

Además de la pérdida de puestos de trabajo, con todo lo que ello implica, también se frustrará el efecto expansivo que la actividad de ARAUCARIA pueda desarrollar en la economía local, a partir de la contratación de servicios, pago de impuestos y tasas municipales, y en la economía Nacional y Provincial durante todo el período de producción de la CTZ.

En síntesis, la frustración del proyecto CTZ implicará una pérdida económica significativa para el Fisco Municipal, Provincial y Nacional, además de los beneficios laborales que se generarán con la creación de puestos de trabajo indirectos. Todos ellos dejarán de percibir los distintos gobiernos, local, nacional y provincial en caso que no se vea frustrada la radicación y puesta en funcionamiento de la CTZ. Asimismo, las penalidades económicas que sufra ARAUCARIA frente a CAMMESA por los retrasos podrán ser reclamadas al Municipio de Zárate en proporción a la demora injustificada de éste último en otorgar el Permiso que se peticiona por la empresa para que BAHISA realice la obra del gasoducto.

 

Comparte las Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *