Diputada Moyano voto a favor del pacto fiscal, Zarate recibe solo 23 millones

La iniciativa del oficialismo pasó a la Cámara Alta. El massismo y el PJ Unidad y Renovación ya habían hecho público su acompañamiento a la adhesión bonaerense al pacto nacional. Unidad Ciudadana y el FIT, lo rechazaron

la Legislatura bonaerense volvió a sesionar. Esta vez, la mirada estuvo puesta en la aprobación de la adhesión al pacto fiscal que firmaron varias provincias, entre ellas Buenos Aires, con el gobierno nacional.

Por ello, en la previa al miércoles de sesión extraordinaria, el ministro de Economía, Hernán Lacunza, se paseó por la Legislatura para exponer ante senadores y diputados los por qué de la adhesión. Conforme a lo señalado por los protagonistas del cónclave, todo estaba encaminado para su aprobación tanto en Diputados como en el Senado.

Inclusive, el bloque de diputados de los intendentes peronistas, PJ Unidad y Renovación, había anunciado que acompañaría la medida, aunque buscará modificaciones a futuro. Entre ellas, en el reparto por el Coeficiente Unico de Distribución (CUD).

Así lo señaló el presidente del bloque Julio Pereyra “A partir de esta nueva conformación económica para la provincia de Buenos Aires (N de la R: por el pacto fiscal) hay que discutir una nueva distribución del CUD (Coeficiente Unico de Distribución), la autonomía de los municipios y la ley orgánica de los municipios”, expresó.

Del otro lado, el kirchnerismo de Unidad Ciudadana en la Cámara baja se reunió con Axel Kicillof para realizar lo contrario. Es decir, para posicionarse en contra del pacto fiscal.

Durante la sesión de la Cámara Baja, el legislador oficialista Marcelo Daletto se adelantó a las críticas de la oposición y manifestó: “Sería realmente vergonzoso que un legislador de la Provincia vote en contra de los intereses de los vecinos y la obra pública, cuando los legisladores de todo el país nos han acompañado con la adhesión a este proyecto. Estamos recuperando un fondo que ustedes perdieron cuando gobernaban la provincia”.

“Es muy grande el pacto al que adherimos y hay muchas obligaciones de la nación y la provincia para trabajar durante todo el 2018 -agregó-. La adhesión a este pacto no sólo implica fondos para la provincia, sino fondos para cada uno de nuestros municipios, que si no adherimos a este pacto, los estamos perdiendo”.

En tanto, Juan Debandi, de Unidad Ciudadana-FPV, respondió: “El tema es tan grave y tan preocupante que sale del sentido común directamente. Las cosas que vamos tratando y trabajando no son compartimentos estancos que una vez que se tratan se terminan y son temas del pasado”.

“Cuando uno escucha hablar al oficialismo acá en el planeta Cámara respecto de lo que va a pasar, dista mucho de lo que pasa en la realidad cotidiana de la Provincia. No se habla más de la subejecución del Presupuesto en cuestiones vinculadas al desarrollo social y al cierre de los programas -desarrolló-. Encontraron la variable de ajuste en los más débiles, en los que cagaron a palos en la plaza la semana pasada, en los jubilados. Entonces no nos vengan a hablar a nosotros de que es importante conseguir más recursos para la Provincia. Lo tenemos claro, pero a las cosas hay que ponerle mucha seriedad y mucha profundidad. No nos hagamos los distraídos”.

“Habrán recorrido los barrios, no se ve eso que nos haga festejar, lo que supuestamente tenemos que votar contentos, que es el consenso fiscal que va a salvar a la Provincia. En la calle, los ciudadanos, por lo menos en mi distrito, no la están pasando bien, y las políticas públicas del gobierno provincial distan mucho de ser las que uno querría”, concluyó.

Por su parte, en la misma línea que el bloque de los intendentes se expresó la conducción partidaria del peronismo bonaerense, al mando del intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, que anunció que acompañará la medida.

En efecto, a la hora de tomar la palabra, el presidente del bloque PJ Unidad y Renovación, Julio Pereyra, leyó una carta que el merlense envió como la máxima autoridad del PJ bonaerense.

Así las cosas, además, exigió que se mire para delante en materia de gestión: “En Florencio Varela los vecinos no me están planteando a ver quién tienE la culpa de lo que pasó, me están planteando los problemas de hoy. Mi planteo es acompañar esta reforma, en el caso particular mío que llevo 7 mandatos como intendente municipal no puedo estar en contra de esto porque fue algo que peleamos desde la Federación Argentina de Municipios”.

Y tras leer el escrito donde Menéndez y Gray daban directivas de acompañar, pidió “que se incorporen herramientas para redistribuir el Coeficiente Único de Distribución”. Además, abogó para que se genere un “control” de lo que se hace con estos fondos: “Hay que hacer una rediscusión de fondo porque sino va a quedar como un parche, hay que discutir la autonomía de los municipios, propongo que avancemos en el 2018 en esta discusión”.

Acto seguido fue el matancero Juan Carlos Haljan quien tomó al palabra para brindar los argumentos por los cuales el bloque de Unidad Ciudadan – FPV se iba a negar a aprobar la adhesión. Previo a eso, criticó la modalidad de tratamiento express que le quieren dar desde el oficialismo.

“Estamos de acuerdo con que la Provincia tenga mas fondos y con que los intendentes discutan las obras con la Gobernadora, pero no es una ley eu se hizo entre todosporque muchos de nuestrso intendentes no fueron consultados”, expresó.

Para Haljan: “Los recursos no se deberían haber sacado de los más humildes, no queremos que a los recursos los pague el pueblo, qeremos ver de dónde lo sacamos y cómo nos ponemos a trabajar en serio, nosotros no vamos a bajar las banderas de Justicia Social que nos enseñara el General Perón, vengo a tratar que intentemos que se comprenda porqué no podemos acompañar esta ley y es porque no se analizó de dónde se podían sacar esos recursos”.

Desde la otra vereda, Walter Abarca sostuvo: “Estamos de acuerdo con el Fondo del Conurbano, fui autor de un proyecto donde pedíamos al Congreso de la Nación que eliminara el tope. Fuimos todos los bloques a acompañar esta iniciativa y estamos de acuerdo con que la Provincia reciba más recursos. Tal vez no hayamos hecho esta apuesta mediática de la gobernadora, que involucró hasta al presidente de la Corte Suprema de Justicia, pero esto es una engaña pichanga”.

“A la Provincia no le están devolviendo nada, le están sacando más de lo que devuelven. Nosotros no queríamos recuperar el Fondo del Conurbano a costa de un formoseño, de un jujeño. Decíamos que tenía que ser el Gobierno Nacional el que resigne los recursos, que ahora los ponen los jubilados –agregó-. Voto en función de los que menos tienen en la Provincia, y lo que estoy viendo acá es una apuesta política. Tienen miedo que Macri llegue cansado al 2019 y están preparando al jugador suplente, que sea María Eugenia la candidata, a costa de los jubilados. No es ningún logro lo que hoy estamos votando. Esto es en beneficio de instalar la candidatura presidencial de Vidal”.

En la misma línea, Florencia Saintout dijo: “Por supuesto que vamos a votar en contra, por varias razones. La primera es que esto no tiene nada que ver con un consenso. Siguiendo una lógica perversa del gobierno, donde las cosas nunca se nombran como son, el consenso es con todos y se da en un marco sin manipulaciones, y esto es todo lo contrario. Nunca se nos ha convocado, salvo en la reunión que se hizo ayer con el Ministro de Economía, que tuvo un tono lamentable y displicente”.

“Lo que a nosotros se nos propone para votar ahora viola el federalismo y las autonomías de los municipios, que van a tener que pedir permiso para contratar a una persona para trabajar en la municipalidad –expuso-. Es un camino tremendamente peligroso y doloroso. Vamos a tener intendentes que manejen cada vez menos recursos, una gobernadora con más recursos para manejar discrecionalmente, y bonaerenses que van a estar cada vez más pobres. Este es un pacto que legitima un saqueo a los bonaerenses, los jubilados, las amas de casa. Vamos a votar en contra porque estamos haciendo lo que hay que hacer y la historia nos va a dar la razón”.

Asimismo, Guillermo Kane, del FIT, aseveró que el rechazo al pacto fiscal del bloque está basado, entre otras cuestiones, en “el régimen de exenciones impositivas, que muestra una orientación de gobierno que lejos de una situación donde está la provincia equilibrada, mientras se ajusta a los trabajadores, se le está regalando millones al conjunto de grupos empresarios que están en la provincia”.

Por su parte, Valeria Arata, del Frente Renovador, expuso: “Vamos a acompañar este consenso porque es un reclamo que venimos haciendo hace mucho tiempo. La provincia resulta inviable, hacen falta obras de infraestructura, mejoras en los salarios. Entendemos que los recursos que van a venir deberían ser coparticipados en mayor cantidad. Son los intendentes quienes tienen a su cargo cada vez mayores tareas. Tenemos que dar un debate sobre la autonomía. Además, el Fondo del Conurbano no tiene que ser destinado al conurbano histórico, porque tenemos muchos conurbanos. Hay que darle la oportunidad a muchos bonaerenses que están afuera del sistema”.

“Vamos a acompañar la adhesión porque entendemos que tenemos que empezar a buscar una provincia más justa, con mayor oportunidades para todos los bonaerenses”, concluyó.

Desde el oficialismo, Abad remarcó: “Esta es una de esas leyes que marcan un antes y un después, que son fundamentales por su contenido, su contexto, y centrales para la vida de un pueblo. Tanto la recomposición del Fondo del Conurbano, que es una reivindicación que no distingue de banderías políticas, como el Pacto Fiscal, son hitos y oportunidades, que convertidas en normas van a ser sustentables en el tiempo”.

“Nosotros nos comprometemos con nuestros conciudadanos, porque el equilibrio fiscal es un tema de gobiernos responsables. No es progresista un gobernador que gasta más que lo que recauda, ese es un mal gobernante. Y esa cultura a la que estamos acostumbrados los bonaerenses, es la que estamos tratando de desterrar. Queremos darle sustentabilidad a los compromisos acordados, y este acuerdo entre el gobierno nacional y los provinciales tiene una fuerza imparable –finalizó-. Le devolvimos a la provincia transparencia, operatividad y sensibilidad. Esta es una provincia que se levanta, y esta es una reparación y una oportunidad, para todos aquellos que están esperando que lleguemos con gas, con cloacas, con obras”.

La norma se aprobó en la Cámara Baja con dos tercios de los votos, y pasó a la Cámara Alta. Vale destacar que en el Senado bonaerense, la línea de la renovación peronista cuenta con tres escaños. Se trata de Luis Vivona (de Malvinas Argentinas), Gustavo Soos (de Merlo) y Darío Díaz Pérez (titular del PJ de Lanús). En ese sentido, tras el anuncio de acompañamiento, Cambiemos tendrá los votos que necesita para aprobar la medida.

En la previa, desde el kirchnerismo posaban los ojos sobre el bloque del Frente Renovador, con José Luis Pallares y Fernando Carballo, como los únicos dos integrantes.

“Cambiemos vuelve a necesitar los dos votos del Frente Renovador para poder completar el quórum ya que requiere de 31 voluntades para ingresar proyectos sobre tablas, mientras que actualmente el oficialismo, cuenta con 29 senadores”, señalaban, pero todo quedó en la nada tras el anuncio del peronismo.

En esa sintonía, según pudo saber que, el bloque de senadores de Unidad Ciudadana votará en contra de la normativa. Desde el espacio explicaron que lo harán de esa manera en rechazo a la ausencia de un tratamiento previo en comisión, y porque el pacto fiscal “está atado al ajuste que tiene planificado el oficialismo para el 2018”.

En ese marco, de no mediar inconvenientes el oficialismo tendría los votos para aprobar la adhesión a la responsabilidad fiscal sin sobresaltos.

Comparte las Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *