Gobierno presiona en bancos para fijar pauta salarial de 15%

• PRIMEROS APRONTES PARA LA RONDA 2018 DE DISCUSIONES ENTRE SINDICATOS Y EMPRESAS

El Gobierno intentará fijar en 15% el tope de los aumentos salariales de este año a partir de la paritaria de los bancarios con ayuda del sector financiero público y de Jorge Brito, principal referente de las entidades privadas y acosado por un expediente judicial. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, se puso como objetivo marcar el sendero de las negociaciones de 2018 con ese límite numérico limpio: es decir, sin agregar montos no remunerativos, sumas puente ni cláusulas gatillo, herramientas que fueron claves el año pasado para cerrar las discusiones sin mayores conflictos.

El tironeo entre la administración de Mauricio Macri y los sindicatos tradicionales no registrará tregua en el verano. La Asociación Bancaria, cuyo último acuerdo salarial venció el 31 de diciembre, volverá a ser el gremio de referencia al menos para las discusiones del primer tramo del año. La paritaria tendrá para el Gobierno el condimento extra de estar encabezada por un sindicalista al que considera rival, Sergio Palazzo, a quien los funcionarios sindican como una suerte de ariete gremial de Cristina de Kirchner.

En esa condición cerca de Triaca descuentan que Palazzo no querrá allanarse al tope del 15% y que buscará llevar su discusión salarial a un rango más cercano al 20 por ciento, por lo menos. Ya lo hizo el año pasado, cuando completó para todo el período una suba del 24,5% que contemplaba la variable sugerida por el Gobierno, de 19,5%, más un plus para compensar la pérdida de poder adquisitivo del período anterior, entre otros ítems. Los funcionarios mencionan de hecho que aquel acuerdo, que le garantizó al gremio quedar a salvo de la inflación con una cláusula gatillo que sumará no menos de dos puntos al final del proceso, una vez informado el alza del costo de vida de diciembre, será la base para sostener que el dirigente sólo podrá pedir aumento a futuro.

Las cartas más visibles del Ejecutivo para encarrillar la negociación serán, por un lado, la posición que sostendrán en bloque los bancos públicos, todos encabezados por funcionarios de Cambiemos. Así, los directivos del Central (BCRA), Nación (BNA), Provincia (Bapro) y Ciudad concurrirán a la paritaria con la instrucción expresa de no superar el 15% de aumento. Las tres últimas entidades llevan el peso de Abappra, una de las cámaras emblemáticas del sector. La otra, la de mayor influencia en el sector, tiene como principal figura a Brito: Adeba nuclea a los principales bancos privados de capital nacional y suele ser la decisiva a la hora de cerrar cada año las discusiones con La Bancaria.

A diferencia de otros años Brito llegará a la paritaria en el ojo de una de las causas judiciales más explosivas que tramitan en los tribunales federales de Comodoro Py, los más permeables a las necesidades del Gobierno: como parte de la investigación por la venta de la imprenta Ciccone, que mantiene en prisión preventiva al exministro de Economía Amado Boudou, el “arrepentido” Alejandro Vandenbroele involucró al banquero, al punto que el empresario pidió licencia de la jefatura del Banco Macro. En el Gobierno confían, de todos modos, que su influencia bastará para convertirlo en un aliado para sostener el tope salarial.

Los funcionarios sugieren que habrá otros elementos que jugarán a su favor en la paritaria de los bancarios. Alegan que la alianza de Palazzo con Hugo Moyano, que trasciende lo gremial y se proyecta sobre el espacio que comparten en el club Independiente, que preside el camionero, podrá ser un factor de presión en la medida que avancen los operativos judiciales que hubo a fin de año sobre oficinas ligadas a la entidad de Avellaneda.

En contra del deseo oficial de poner un techo a las negociaciones estará, además de la previsible oposición de La Bancaria, el ejemplo de los gremios aeronáuticos, que pactaron con Aerolíneas Argentinas una suba salarial de bolsillo de al menos 20 por ciento con aplicación en casi todo 2018. Si bien se trata en lo formal de la última paritaria del año pasado el grueso de su aplicación será durante este ejercicio. Por eso, en Trabajo se ocuparon de aclarar que la pauta de 15% será de aplicación irrestricta para todas las negociaciones con inicio en 2018.

Comparte las Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com