El Pacto Fiscal divide las aguas: mientras unos desafían a Vidal, otros lo piden a gritos

La adhesión a la Ley que fue aprobada en la Legislatura generó diversas respuestas. Los kirchneristas, por un lado, rechazan el envío de fondos y redoblan la apuesta con mayores contratos municipales. Para otros, los más complicados, el millonario monto es “agua en el desierto”.

El intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, no se anda con chicas, y manifestó su rechazo a los fondos provenientes del Pacto Fiscal con un multitudinario acto que incluyó, nada más y nada menos, que a Cristina Fernández de Kirchner.

“No necesitamos pedir esa plata del Fondo del Conurbano que están pidiendo algunos alcahuetes”, sintetizó el mandamás al anunciar un aumento del 30 por ciento para los empleados municipales, la incorporación de 800 empleados y el pase a planta permanente del total de los trabajadores para el próximo año.

Es que una de las condiciones para recibir los recursos era reducir cargos políticos, achicar el déficit y no aumentar la planta de personal más que la población. No obstante, en diálogo con los medios, el avellanedense aclaró que su postura no significa que, si la Provincia decide enviar el dinero de todos modos, no hará uso de él, sino que “no me voy a arrodillar ni a pedir por favor que me den los recursos de la Provincia”.

Si nos lo quieren dar, que lo den, pero no los esperamos. Esto tiene que ver con una economía independiente, de inversión de 1.400 millones de pesos. Si vienen obras, buenísimo. Que vengan”, agregó.

En contraparte, son varios los distritos de la Provincia que afrontan problemas en sus arcas y, en los últimos meses, incrementaron los cónclaves con el ministro de Economía, Hernán Lacunza, en la capital bonaerense. Incluso, un intendente del interior bromeó entre sus pares por las constantes reuniones para mejorar el déficit comunal: “Veo más a Lacunza que a mi hija”.

Así, entre los que tienen dificultades económicas, y que salieron a la luz luego de filtrarse una lista de treinta comunas complicadas, la adhesión al Pacto Fiscal fue más que celebrada. Claro está, recibirán un plus, y los fondos para los distritos mejorarán.

Entre ellos se encuentra Chacabuco, el terruño comandado por el radical Víctor Aiola, que a los seis meses de asumir sufrió el primer inconveniente financiero para pagar medios aguinaldos, salarios, y deudas con los proveedores. En ese marco, si bien asegura que la situación se logró mejorar mes a mes, los números siguen en rojo.

El mismo Aiola comentó que los cerca de 40 millones de pesos que recibirá el distrito prácticamente ya están destinados, justamente, para evitar el problema salarial a mediados y finales del año con el pago del aguinaldos.

“Tenemos que regularizar situaciones dentro del municipio”, explicó. Y cerró: “Un poco es para cubrir lo que nos prestó Nación y Provincia. Lo otro va a estar destinado a obra pública, asfalto e iluminación”.

Comparte las Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com