“Primero que traigan la guita que tienen afuera, después vemos”

Son varios los intendentes que ya anunciaron su adhesión a la medida que restringe el nombramiento de familiares de funcionarios en la administración pública; con excepción de los kirchneristas, que salieron con los tapones de punta.

Era de esperarse. El anuncio de poner fin al nepotismo en la administración pública iba a generar polémica. Primero, por los alcances de la medida y, segundo, por su aplicación.

Luego de la firma del decreto de Mauricio Macri, ni lerdos ni perezosos, varios intendentes (incluida la Gobernadora María Eugenia Vidal) salieron a plegarse a la iniciativa en sus sendas jurisdicciones.

Tal es el caso de Tres de Febrero, Vicente López y Morón, tres distritos de Cambiemos que ya manifestaron sus intenciones de adherir al decreto y restringir el nombramiento de familiares de funcionarios en el Ejecutivo.

A contramano, los jefes comunales del kirchnerismo descartaron la idea de sumarse a la moda antinepotismo, impulsada por el oficialismo macrista.

“¿Adherir? No es una Ley que invita a adherirse”, le dijo el intendente de San Antonio de Areco, Francisco “Paco” Durañona, Y remató, irónico: “Si los familiares del Presidente y sus Ministros traen la plata que tienen afuera puede ser que lo pensemos”.

En el peronismo son varias las posturas al respecto. El intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, fue el primer justicialista que se animó a bancar la medida. Lo siguió Fernando Gray, jefe comunal de Esteban Echeverría y vicepresidente del PJ Bonaerense.

Por su parte, el mandamás de Merlo y titular del partido, Gustavo Menéndez, le dio una vuelta de tuerca. Alineado con lo que planteó la exdiputada nacional, Margarita Stolbizer, emitirá una ordenanza para impedir que los parientes de funcionarios sean proveedores del municipio.

En cuanto al decreto anti nepotismo, Menéndez invocó el artículo 16 de la Constitución nacional y se despegó de la prohibición de contratar parientes para que trabajen en el distrito.

“La verdad es que no comparto la mirada del Presidente. Estoy en contra del nepotismo, pero un decreto así puede derivar en situaciones injustas que perjudican a funcionarios idóneos y de carrera”, explicó Menéndez.
 

Comparte las Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *