El discurso del Intendente Caffaro, el juego con el pacto fiscal: los distritos que firmaron, los que no y la áspera rosca política detrás

El Martes 3 de Abril el Intendente Osvaldo Caffaro, realizo la apertura del periodo legislativo 2018 en el Honorable Concejo Deliberante del Partido de Zarate, su discurso poco tuvo que ver con política solo repaso del 2017, sin contenido de definiciones claras y con un perfil con guiño político a Cambiemos.

Pero repasemos que pasa en la Pcia que Gobierna Vidal, la ley de Responsabilidad Fiscal fue promulgada el 7 de diciembre. A partir de ahí, los municipios, a través del Concejo, pueden adherir a la misma. Los que lo hicieron, los que no y los que lo harán. Las diferencias entre oficialistas y opositores.

Si existiera la posibilidad de hacer una gran foto con la presencia de la gobernadora María Eugenia Vidal, sus ministros y cada uno de los 135 intendentes, bajo el título “La Provincia y la totalidad de los municipios firmaron el Pacto Fiscal”, seguro se haría, o, al menos, se intentaría. Por estas horas es el gran objetivo de la administración bonaerense.

Con diversos métodos, desde el Ejecutivo se busca casi de manera desesperada que los jefes comunales, del color político que sean, estampen la rúbrica cuanto antes (la ley fue promulgada el 7 de diciembre). “Se muestran insistentes, a veces demasiado”, se queja un peronista del interior que todavía no firmó y que, por el momento, no piensa hacerlo.

Por supuesto, para las comunas lideradas por Cambiemos y con el Concejo Deliberante con mayoría propia, el asunto es un mero trámite. Les guste o no lo que están firmando, los Intendentes adhieren sin condicionamiento alguno. “Hay que acompañar las políticas del Gobierno”, coinciden, palabras más, palabras menos, algo que Caffaro no comunico en su discurso pero al hablar de obra publica dejo abierta la puerta a Cambiemos con solicitudes claras.

Apenas unos meses después de aprobada la iniciativa en la Legislatura, de los 68 distritos liderados por Cambiemos, adhirieron cincuenta y ocho y, según confían en el entorno del ministro de Economía, Hernán Lacunza, ocho de los diez que aún no dieron el sí se plegarán en la primera sesión del Concejo de este 2018.

Muy distinta es la situación de los municipios opositores, sobre todo los kirchneristas más duros. Estos señalan que no van a plegarse por nada del mundo. En este grupo entran Ensenada, liderada por Mario Secco; Avellaneda, por Jorge Ferraresi; y Pehuajó, por Pablo Zurro. No importa demasiado la letra del pacto, lo que vale es negarse. Claro, hay que tener espaldas anchas.

“Nada de Pacto Fiscal; la mentirosa esa (por Vidal) no me dio ni un litro de nafta para los patrulleros, ni un sólo peso para las escuelas. Ensenada mantiene la seguridad, la salud y la educación con recursos propios. Que venga y se siente conmigo a ver las cuentas. Que venga a ver el superávit de este municipio”, dijo un furioso Secco, al ser consultado al respecto.

“No vamos por el camino del Pacto Fiscal que propone el Gobierno provincial. Al contrario, vamos a invertir, somos un Estado presente”, señaló, por su parte, Ferraresi, al tiempo que, de la mano de la expresidenta Cristina Fernández, allá por el mes de diciembre, anunciaba un aumento del 30 por ciento para los trabajadores municipales.

“Vamos a esperar a ver qué tienen para ofrecer, no hay apuro”, afirma uno de los Intendentes que se juntaron hace algunas semanas en los pagos de San Antonio de Areco. Estuvieron también las principales autoridades del PJ, los intendentes más cercanos a Cristina y un grupo grande de mandatarios del interior. “Se ha consensuado entre jefes comunales, legisladores de ambos bloques -senadores y diputados- y autoridades partidarias, que en los primeros días de abril se presentarán iniciativas parlamentarias intentando llegar a una solución respecto del denominado Pacto Fiscal”, expre só Francisco Durañona en un comunicado.

“Las mismas estarán relacionadas con la necesidad de limitar constitucionalmente la capacidad de endeudamiento provincial, del mismo modo que se exige a los municipios; modificar la actual ley de Responsabilidad Fiscal en aquellos aspectos que puedan vulnerar la autonomía municipal; y, por último, rediscutir el porcentaje de copar-ticipación destinado a las comunas”, indicó el intendente anfitrión.

Muy contundentes los pedidos y los reclamos, pero todos y cada uno de los presentes en el encuentro tenían y tienen bien en claro que es prácticamente imposible que la Provincia dé el brazo a torcer. De todos modos, a sabiendas de la “desesperación” del ministro Lacunza y su equipo para que todos firmen, entienden que pueden conseguir algo, aunque sea medio Fondo de Infraestructura Municipal, o sea, financiamiento para obra pública de menor talla.

Planilla en mano hay que decir que, de los cincuenta y un municipios que gobierna el peronismo porque en 2015 ganó la elección de la mano del Frente para la Victoria, apenas adhirieron doce, seis lo harían en la venidera sesión, y los restantes treinta y tres, por ahora, se niegan o resisten. En tanto, los massistas están repartidos: cinco firmaron, cuatro no y el restante está previsto que lo haga la semana que viene.

 

Comparte las Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com